© 2019 por Contacto Humano Organizacional.

¿Y Yo a esta edad y todavía confundid@ con mi vida?

Ayer estaba hablando con una mujer hermosa, muy inteligente, emprendedora, trabajadora, alegre que está pasando por una situación que la confunde, la confronta y le hace repensar su vida, una mujer de unos 40 y tantos. Y me dijo en medio de un poco de confusión, frustración y vergüenza: y yo a esta edad y apenas decidiendo qué me apasiona? Qué hacer con mi vida?

 

Una de las cosas que he aprendido en este camino del Test de La Pasión es que se necesita experiencia para saber qué quiero, qué me apasiona y cuál es mi misión de vida.

Y la experiencia sólo se obtiene viviendo, al pasar de los años, cuando hemos sentido en carne propia lo bonito y lo feo, lo frío y lo caliente, lo dulce y lo amargo. Vivir y, gracias a ello, generar deseos sólo se logra debido al contraste de experiencias.

 

Hay personas muy jóvenes que saben muy claramente lo que quieren, pero no son la mayoría. Incluso, con el pasar de los años, a estas personas que tenían tan clara la visión de su futuro puede llegar el día de sentir que algo ya no encaja más y verse en una situación nebulosa, sin un norte claro.

 

No es la única vez que me han dicho esto, han sido muchas las personas con este sentimiento de vergüenza.  Y yo me pregunto, ¿Quién dijo que hay una edad para saber cuál es la misión de mi vida, y reconocer mis pasiones como tales?

Las personas tenemos cada una un proceso de vida único y personal, con ritmos diferentes, con oportunidades, entornos, genética, padres, todo, todo, diferente.

Lo grave no es a qué edad se aclaran las pasiones y con ellas la misión de vida, lo grave es morir sin saberlo.

 

Yo estoy convencida que se necesitan experiencias de vida para poder encontrarme a mí mismo, vivencias desde los contrastes. Si bien nacemos con esas pasiones y misión de vida predeterminadas, descubrirlas es todo un proceso que requiere tiempo. Es un proceso del alma, un alma que se ha venido cubriendo de muchas capas que también podemos llamar creencias, máscaras, suposiciones, miedos, rencores, resentimientos…

 

El Test de La Pasión es una simple y poderosa metodología para hacer claridad de qué es lo que más te importa en tu vida, aquello que te apasiona, que te energiza, te llena el alma, le da vida a tu vida.  Y las pasiones son las pistas para encontrar tu misión de vida, lo que le da sentido a tu existencia.

Llegar a ese nivel profundo de conocimiento de sí mismo es un camino por recorrer que tiene un pre-requisito: experiencia de vida, años.

Dana Benarroch.