Un niño, un adulto y un sabio habitan dentro de ti.

Por: Dana Benarroch

Publicado: Octubre 2020

En su libro, "Libérese del dolor de espalda", el Dr. John Sarno, a través de más de dos décadas de práctica clínica aliviando los dolores crónicos que no se solucionan con cirugías o terapias físicas,   demostró que la rabia y la ansiedad son las emociones ocultas, subconscientes, que buscan salida a través del cuerpo como una defensa psicológica para no pasar por el dolor emocional de reconocerlas. "El dolor físico es una respuesta a la necesidad de evitar que esas emociones terribles, antisociales, poco amables, infantiles, furiosas y egoístas se vuelvan conscientes".

 

 

Yo recuerdo cuando comencé mi práctica de Mindfulness, empecé a reconocer un dolor en la mano que aparecía cuando algo me daba rabia. Luego, me di cuenta que el dolor aparecía aún antes de que yo me diera cuenta que algo me había molestado o frustrado.  Y cuando sentía el dolor, me preguntaba: ¿Qué será lo que me generó rabia, que ya el cuerpo me lo está avisando, y yo aún no me he dado cuenta conscientemente? Y me devolvía en el tiempo a recordar. Lo encontraba y ¡yo misma no lo podía creer! Bueno, en realidad el adulto que habita en mí se sorprendía y rechazaba que esa "bobada" me generara rabia. Pero la niña que habita en mí, resonaba con ese asunto y reaccionaba. ¡Menos mal que nuestro cuerpo es el chismoso que nos cuenta lo que pasa en ese subconsciente, lo que pasa con el niño interior!

 

El Dr. Sarno, desde la ciencia, ha demostrado que aceptar conscientemente la rabia y sus causas, por más pueriles que parezcan, es la solución permanente a los dolores crónicos causados por el Síndrome de Miositis causado por tensión (TMS), que no tienen causas físicas como traumas, heridas o fracturas.

 

Y ahí es cuando el sabio, que también somos, a manera de observador imparcial, pleno de amor incondicional, entra a ponderar la mejor salida consciente a esa fuerza subconsciente. Muchas veces hablarlo, escribirlo, resolverlo en tu interior es suficiente para que el dolor desaparezca, como demuestran cientos de testimonios de sus pacientes, ¡incluyéndome!

 

¡Por eso es tan importante la meditación -relajación y atención consciente- una o dos veces al día!

 

Acompañarte de un profesional que te guíe en el descubrimiento de las causas emocionales de tu dolor es importante para evitar el auto saboteo y los puntos ciegos.

 

Te invito a contactarme si quieres descubrir la causa emocional de alguna dolencia física.

© 2019 por Contacto Humano Organizacional.